INICIO V7 III STONE

Colores disponibles

VERDE
CAMUFLAJE
AMARILLO
ELECTRICO
NERO
RUVIDO
Tradición

V7 III STONE

$199,500.00 MXN

Ver Galería

ESPECIFICACIONES

Conoce a detalle la V7 III STONE

Motor
V-Twin
Transmisión
6 velocidades / flecha cardán
Cilindrada
744 cc
ABS
Alimentación
Inyección
Altura de asiento
770 mm
Torque
44 Lb-pie
Potencia
52 Hp
Peso
189 kg
Capacidad de tanque
21 litros

“Las especificaciones y características de los modelos presentados pueden variar sin previo aviso. Las fotografías son sólo de referencia.”

V7 StoneIII

MOTO GUZZI V7 III LA TERCERA GENERACIÓN PARA CELEBRAR EL ANIVERSARIO DE CINCUENTA AÑOS.

Para celebrar el cincuenta aniversario del primer modelo V7, Moto Guzzi presenta la V7 III. La tercera generación de Moto Guzzi, conocida y amada en todo el mundo, ha sido completamente renovada: cada detalle ha sido afinado para maximizar la satisfacción del propietario y el placer de rodar, dejando inalterada la originalidad y autenticidad típicas de esta motocicleta icónica.


La V7 es uno de los modelos más famosos y conocidos de Moto Guzzi. Esta fama mundial se debe a su capacidad de permanecer fiel a las expectativas y la reputación de una marca legendaria.

Desde 1967, año en que se vendieron las primeras unidades en Italia, la V7 se convirtió en un pilar de la gama de productos y en el representante de la moto italiana por excelencia, destacándose por su esencia y diseño, muy popular entre un público verdaderamente transversal y variado.

Cincuenta años después, Moto Guzzi introduce el tercer acto de una primera obra: la V7 III. El desafío de introducir una nueva versión de una motocicleta tan famosa con una herencia tan rica y llena de historia es sumamente difícil, teniendo en cuenta que la V7, el best-seller de la marca desde 2009, constituye el nivel de entrada de Moto Guzzi dedicada tanto a mujeres como a hombres que quieren poseer con orgullo una de las motocicletas de producción más emblemáticas de Mandello del Lario.

Como en el caso de la V7 II en comparación con la versión primogénita, para la V7 III la renovación es lo suficientemente profunda como para merecer un nuevo número progresivo en números romanos, distintivo que siempre ha caracterizado a las más populares y duraderas Moto Guzzi, como los modelos Le Mans y California.

V7 III es el resultado de la pasión y el coraje modernos de Moto Guzzi, demostrando su capacidad de renovarse sin alterar su carácter y autenticidad.


MÁS PLACER AL TENER UNA V7


Aunque la potencia máxima aumentó un 10% gracias a la introducción del nuevo motor, la mejora del rendimiento no fue el objetivo principal de la renovación de la V7.

La tercera generación del "siete-cincuenta" de Mandello seguirá siendo el modelo de nivel de entrada de Moto Guzzi, fácil de rodar, con el tamaño y peso más contenido en su categoría y un motor V-Twin transversal que constituye una configuración única en su tipo.

Los objetivos principales que condujeron a esta evolución tuvieron que ver con el estilo, el equipamiento estándar y el rendimiento en carretera, es decir, aspectos que influyen en el placer de poseer y montar una V7.

La V7 III mantiene intacta la personalidad estilística del modelo, caracterizada por un diseño que dialoga a través de formas inspiradas en la herencia de Moto Guzzi y las exigencias de las motocicletas modernas.

Sin embargo, la primera impresión que provoca es la de ser una moto más madura y robusta, una sensación percibida principalmente debido a la presencia del escape dual y la cabeza de cilindro, ambos de mayor tamaño que en modelos anteriores.

En realidad, además de estas dos partes, las dimensiones son más o menos idénticas a las de la generación anterior, confirmando que la V7 III es una de las motocicletas clásicas más accesibles y elegantes.

Otros elementos nuevos de estilo incluyen el diseño de las cubiertas del inyector, el nuevo asiento y el carenado lateral con gráficos totalmente nuevos y exclusivos para cada uno de los modelos.

Las luces direccionales son también nuevas, al igual que el cuadro de instrumentos y los espejos, 40 mm más anchos con el fin de aumentar la visibilidad.

En línea con la imagen esencial de la Stone V7 III, el panel cuenta con una unidad circular de 100 mm de diámetro.

El velocímetro es analógico, mientras que toda la información se incluye en la pantalla digital: odómetro, parcial y diario (restablece automáticamente tras ocho horas de apagar la moto), tiempo de viaje, consumo instantáneo y medio, temperatura del aire, velocidad media y el MGCT (control de tracción en dos niveles), así como el indicador de marcha acoplado para el cual el usuario puede ajustar el valor mínimo y máximo del régimen de revoluciones.

De esta manera, el conductor puede mantener bajo control un determinado número de revoluciones del motor, por ejemplo, para que el funcionamiento de la moto sea lo más eficiente posible o para reducir al máximo el consumo de combustible. El motociclista interactúa con la instrumentación usando el botón en el nuevo bloque de mandos derecho.

 

V7 III STONE, AÚN MÁS ECLÉCTICA Y ESENCIAL


V7 III Stone tiene ahora connotaciones estéticas más fuertes y personales que su predecesor. Ecléctica y esencial, renuncia a cualquier parte de cromo, lo que se aprecia en la oscuridad de la pintura negra mate que también combina con el gráfico del asiento de la Stone V7 III y que cuenta con una correa de agarre para el pasajero.

Para quienes prefieren otras tonalidades, la V7 III está también disponible en tres atractivos colores mate, inspirados en las tonalidades típicas de los años 70: Nero Ruvido, Camouflage Verde y Giallo Energico.

NUEVA ARQUITECTURA DE CHASIS: GARANTÍA DE CALIDAD La habilidad de Moto Guzzi para diseñar arquitecturas de chasís superfinas ya es bien conocida. El mejor ejemplo reciente de esta habilidad está representado por la California 1400, la única custom con la dinámica de conducción de una crucero. El tradicional y encantador manejo de la V7 tiene sus orígenes en el pasado lejano.

En 1970, después de una serie de pruebas muy exigentes, la V7 Police ganó la selección para unirse al equipo del Departamento de Policía de Los Ángeles, demostrando la autoridad de la marca de Mandello del Lario en todos los mercados del mundo.

Moto Guzzi no decepciona al rediseñar la estructura de la nueva V7, a pesar de que las cualidades de la segunda generación ya eran lo suficientemente altas como para pasarlas a prueba con la crítica, el público en general y el mercado.

El bastidor de acero mantiene la doble horquilla de su predecesor y la misma distribución de peso (46% frente, 54% trasero), pero la parte frontal ha sido completamente renovada y reforzada. También se introdujo una nueva geometría de dirección que garantiza un recorrido más dinámico en esquinas, mejor manejo y estabilidad, satisfaciendo así todas las necesidades de conducción del motociclista moderno.

Además, toda la estructura se ha beneficiado de una minuciosa operación de acabado en los detalles, incluyendo las soldaduras y la pintura.

El nuevo par de amortiguadores Kayaba, ajustable en la precarga del muelle, proporciona una respuesta más progresiva y controlada en cualquier situación -incluso cuando se maneja cuesta arriba- gracias a su calidad superior y a la mayor inclinación en el punto de fijación al bastidor. El pasajero también puede contar con una cómoda posición de asiento, gracias al reposicionamiento de los posa-pies, más bajos y volcados hacia adelante.

La posición del conductor cambia, aunque no por mucho, con el asiento más bajo (ahora a 770 mm del suelo) y los posa pies de aluminio. Por lo tanto, la triangulación de lo posa pies, asiento y manubrio resulta ideal para motociclistas de cualquier contextura.

La renovación de la estructura del chasís se completa con la bomba del freno trasero que garantiza una respuesta y una modulación del frenado más rápidas.


NUEVO BLOQUE DE MOTOR PEQUEÑO: CARÁCTER Y SONIDO ÚNICOS


Hay muchos excelentes motores twin en el mundo, pero sólo hay un V transversal y es el de Moto Guzzi, nacido en 1967 a partir de la ingeniosa intuición del Sr. Giulio Cesare Carcano y caracterizado por una muy particular configuración de los cilindros que lo convirtió en una parte integral del diseño de la moto, como una verdadera escultura metálica de arte moderno.

La versión de motor de bloque pequeño, ha llegado a su tercera evolución y por lo tanto ha sido totalmente renovada con respecto a la unidad anterior montada en la V7 II. Esta modificación, fue desarrollada con el objetivo de aumentar el placer de manejar y divertirse en la carretera al máximo, así como garantizar un mayor rendimiento y fiabilidad.

El cárter de aluminio, rígido en los puntos clave, utiliza un nuevo colector de aceite y un cigüeñal con inercia calculada para proporcionar una respuesta más viva y un freno de motor adecuado.

El sistema de lubricación en el cárter ha sido diseñado para disipar el calor de la mejor manera posible y reducir la absorción de potencia en favor del rendimiento y la reducción del consumo de combustible.

También hay un sistema de ventilación que reduce la pérdida de potencia debido al bombeo interno en las cámaras del cárter y una bomba de aceite de capacidad reducida capaz de absorber menos energía.

El conducto de admisión de la bomba de aceite es nuevo, al igual que las válvulas y los inyectores de aceite de enfriamiento del pistón, que tienen un control de flujo y una válvula reguladora.

La cubierta del alternador también es nueva y cuenta ahora con salida de gases.

En la parte superior del motor, las cabezas, pistones y cilindros de aluminio son completamente nuevos, aunque los valores de diámetro y carrera son los mismos que los de la unidad anterior (respectivamente 80x74 mm), al igual que la capacidad del motor.

Según la tradición, la sincronización es controlada por un sistema de empuje y de balancines con 2 válvulas por cilindro, ahora es puesto en una posición inclinada (más eficiente) en la cabeza.

El sistema de combustible se basa en un sistema de inyección electrónica Marelli de un solo cuerpo, gestionado por una unidad de control electrónico.

El sistema de escape también es nuevo, equipado con colectores de tubería doble que mejoran el aislamiento térmico.

Con el sistema admisión de aire en las cabezas, combinado con el convertidor catalítico, el sensor de oxígeno doble y el nuevo diseño del motor, la Moto Guzzi twin 750 cumple con el estándar de contaminación Euro 4.

La potencia máxima ha aumentado, alcanzando ahora 52 HP a 6,200 RPM, mientras que el torque máximo se mide en 60 Nm a 4,900 RPM, con una curva de torque realmente plana que promete facilidad de uso combinado, como siempre, con ese carácter típico y la respuesta rápida de un Motor de Moto Guzzi.

Otro aspecto innovador del motor Moto Guzzi es el embrague seco de disco de 170 mm que aumenta la robustez y la fiabilidad con el tiempo, disminuyendo la carga de la palanca en el manillar, todo ello en beneficio de la modulación y comodidad de conducción.

La caja de cambios de seis velocidades introducida en la V7 II, precisa y suave, permanece inalterada, pero ahora se beneficia de una primera y sexta relación de engranajes diferente, útil para aprovechar al máximo las características de torque y potencia del motor.


SEGURIDAD: UN ACTIVO MOTO GUZZI


Moto Guzzi siempre ha estado en la cima de su juego en lo que se refiere a aspectos de seguridad también.

En 1928, Norge GT, fue la primera motocicleta en adoptar un "marco elástico", equipado con suspensión delantera y trasera, con enormes ventajas en términos de seguridad y placer de conducción.

En 1973, la V750 S, por otra parte, era la primera en el mundo con un freno delantero dual de disco, seguida por la S3 equipada con frenos de disco también en la parte posterior.

En 1975, el Moto Guzzi 850 T3 introdujo el frenado combinado, llamado "integral" utilizado hasta el 2011 en el 90 Aniversario de la California. El objetivo del dispositivo era aumentar la estabilidad de la moto en el frenado, al mismo tiempo reduciendo las distancias de frenado, implementando dos de las funciones de los sistemas ABS modernos antes de su tiempo.

En 2012, Moto Guzzi fue el primero en introducir el sistema ABS y el control de tracción dual en una motocicleta personalizada, la California 1400, sistemas de seguridad que luego se implementaron en todos los modelos de la gama.

V7 III tiene un sistema ABS y un nuevo sistema MGCT (Moto Guzzi Controllo Trazione) ajustable que también puede ser desactivado.

El primero es un sistema Continental de dos canales que evita que las ruedas se bloqueen durante el frenado intenso, mientras que el último es un sistema que impide la pérdida de adherencia de la rueda trasera en aceleración.

El nuevo sistema MGCT es ajustable a dos niveles de sensibilidad, uno más conservador e ideal, por ejemplo, en malas condiciones de agarre debido al asfalto húmedo o resbaladizo y el otro diseñado para satisfacer la emoción de conducir con seguridad en carreteras secas.

Otra peculiaridad del sistema MGCT es la posibilidad de recalibrar la circunferencia de la llanta trasera, compensando cualquier desgaste, o el uso de una llanta con un perfil diferente al original para que el sistema de control de tracción sea siempre preciso.